A todos nos salen granos, a unos más que a otros, pero en algún punto de nuestra vida, a todos. Las razones pueden variar, pero por lo general, las soluciones son las mismas. Siempre he sufrido de acné hormonal, y cuando se acerca mi periodo, los granitos nunca son una sorpresa.

He probado de todo, y cuando digo todo, me refiero a todo: limpiadores, cremas, pastillas, etc. Ya sé que ya fueron muchos “todos”, pero es que cuando encuentras un producto que realmente funciona, en verdad se convierte en tu todo.

Como buena coleccionista de productos de belleza, hay muy pocas cosas que realmente permanecen en mi baño/tocador por más de seis meses, o que compró más de una vez, me gusta probar, experimentar y descubrir nuevos productos. Pero luego, me topo con los holy grails, aquellos que se convierten imprescindibles en mi vida y de los que no puedo vivir sin.

Uno de ellos, que yo he catalogado como la “realeza de la belleza”, son los Acne Pimple Master Patches de COSRX. Jamás me faltan, y si sí, me muero.

¿Cómo funcionan?

Son unos mini parchecitos transparentes que vienen en diferentes tamaños que se ajustan a la imperfección y los colocas sobre el granito en juego, dejas actuar por unas horas y listo, bye brote e inflamación. Suena muy improbable, pero les juro que es como magia negra, pues absorbe la infección/pus y literal, lo puedes ver sobre el parche cuando lo retiras. Está muy, muy loco.

¿Lo más cool?

Es que son transparentes, por lo cual se vuelven casi imperceptibles al pegarlos en tu piel, lo que te permite salir con ellos e incluso aplicar maquillaje sobre ellos para cubrirlos aún más.
 

Resultados 5/5

Los granitos desaparecen, lo prometo, entre más tiempo lo dejes puesto, mejor será su efecto. Es muy fácil de usar y su formato resulta muy cómodo, pues puedes usarlo donde sea, y además, protege a la imperfección de la contaminación, mugre y bacterias, ayudando a que no se infecte más. Algo que noté, es que ayuda al proceso de la cicatrización, desinflamando el área y eliminando el riesgo de marcas.

Te recomendamos: Funcionan mucho mejor cuando el granito está apunto de salir o cuando está infectado, entonces recomiendo que se apliquen justo durante ese momento.

También, es mejor dejarlo actuar toda la noche, así lo dejas funcionar por más horas y las probabilidades de que la imperfección desaparezca por completo son más altas. Son parches de un solo uso y créeme, cuando veas que tal funcionan, no querrás desperdiciar ni uno.